No hay cifras concretas que representen una presión sanguínea normal. Muy a menudo los médicos y otros expertos ni siquiera son capaces de decidir entre ellos cuál es el rango de presión sanguínea ideal para un adulto.

¿Qué tensión arterial es la adecuada?

A pesar de esto, se suele acordar que entre 110/70 y 125/80 se considera una presión arterial media para una persona adulta, aunque alguien con una presión arterial que de modo natural la tiene baja, puede estar más cerca de un rango de 100/60

Se considera que una presión arterial de 140/90 es alta, aunque a medida que una persona envejece, ésta cae en el rango más normal para las personas.

¿Por qué tenemos la presión arterial alta?

La sangre no circula en un flujo uniforme alrededor del cuerpo. Por lo tanto, la presión alcanza su punto máximo en los vasos sanguíneos justo después de un latido y luego disminuye hasta el siguiente latido. Este, es por tanto, un proceso continuo.

Cuanto más fuertes son las arterias, más se resisten a la fuerza de la sangre y más baja es la presión sanguínea.

A medida que una persona envejece, y la elasticidad de sus arterias se debilita, las cifras tienden a aumentar. Sin embargo, la cifra más baja debería seguir estando por debajo de 90 hasta que la persona alcance al menos los sesenta años.

Estudios y síntomas de la presión alta

Muchos estudios que analizan la presión sanguínea tanto en personas de raza negra como blanca han descubierto que hay una mayor prevalencia de hipertensión (presión sanguínea alta) en personas de raza negra que en personas de raza blanca. Esto ha llevado a investigaciones adicionales para tratar de determinar cuales son todos los factores que pueden influir en la presión arterial.

Algunas personas que sufren de hipertensión pueden descubrir que no pueden señalar la causa de su problema. Pueden estar en forma, tener un estilo de vida muy saludable y sin embargo su presión sanguínea se mantiene constantemente alta sin razón aparente. A esto se le llama presión arterial alta primaria o esencial. Sin embargo, si el aumento de la presión arterial se debe a un problema médico subyacente, se conoce como presión arterial alta secundaria.

Casi una de cada cuatro personas en el mundo occidental tiene presión arterial alta. Muchas personas no se dan cuenta de que es una condición peligrosa que puede llevar a un ataque al corazón, insuficiencia renal o un derrame cerebral si no se trata. Sin embargo, hay miles de personas que no saben que tienen hipertensión y que andan por ahí con una bomba de tiempo letal dentro de ellos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here